cabecera_sumem

Sumem capacitats, sumem diversitats

CLIENTEAJUNTAMENT DE BARCELONA

Iluminando el tercer sector a través de un concurso de diseño solidario, creativo e integrador.

Por qué decidimos presentarnos al concurso.

Era el mes de abril de 2019 y llegó a nuestro correo electrónico una información que, según en que momento del día te encuentre y debido al exceso de trabajo, guardarías en la carpeta de pendientes para valorar. Se trataba de un concurso de diseño. Hasta aquí todo normal. Este tipo de emailing suele ser habitual, ya que por suerte contamos con numerosos certámenes de este estilo, a los que uno se querría presentar más a menudo, pero no siempre pueden ser prioritarios. Y, como podéis imaginar, si nos presentamos, nos presentamos para hacerlo bien.

El mensaje en concreto procedía de Fundació Ludàlia, una entidad sin ánimo de lucro que normaliza el ocio y la cultura para personas con discapacidad intelectual mayores de edad. Nos informaban que l’Ajuntament de Barcelona había abierto la convocatoria para presentar propuestas de diseños del II Concurso para la imagen del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, que se celebra cada 3 de diciembre. Y no nos lo pensamos dos veces.

Nuestro objetivo: Incrementar la visibilidad del tercer sector en la sociedad.

Con Ludàlia nos unía ya (ahora incluso más) una estrecha relación, ya que habíamos llevado a cabo colaboraciones como el asesoramiento en comunicación digital o una conferencia sobre redes sociales para jóvenes con discapacidad intelectual. Así que la propuesta cogía un valor añadido, sobre todo por el objetivo final: ayudar a visibilizar un sector que todavía hoy no recibe toda la atención que merece.

Desde la fundación nos comentaron que seguro que podíamos diseñar una imagen original y nos aminaban a presentarnos. Sin duda, no hay mejor motivación para realizar algo que la que proviene desde la esencia que finalmente debes transmitir. Y nos pusimos a pensar. Antes, lógicamente, que a diseñar. Entonces, surgió la gran idea. Buceando entre los valores de Ludàlia y los de be shared, encontramos un nexo común: el trato personalizado. ¿Qué significaba esto? Que ambos siempre trabajamos a través de la persona, conociéndola, decidiendo junto a ella y convirtiéndola en la protagonista de su vida ociosa (en el caso de la fundación) o de su marca (en nuestro caso). Ya teníamos lo más importante. Y, ojo, que aún no habíamos cogido el lápiz.

El proceso creativo estuvo marcado por la suma de capacidades y diversidades. 

En este punto, faltaba saber cómo aplicaríamos esta idea al diseño. Y volvimos a dar en el clavo gracias al lema que representa el Día Internacional de la Personas con Discapacidad. “Sumem capacitats , sumem diversitats”. ¡Eureka! Se trataba de que las propias personas con discapacidad fueran el origen creativo de estos carteles junto a nosotros. Es decir, sumaríamos capacidades y daríamos a ellas la posibilidad de mostrar al mundo cómo se ven y cómo quieren ser vistos. ¡Lo teníamos!

El siguiente paso fue contactar de nuevo con Ludàlia y proponerles la idea. Sorprendidos a la par que ilusionados estuvieron encantados con nuestra propuesta creativa conjunta y nos pusimos manos a la obra. Necesitábamos encontrarnos con un grupo de jóvenes de la fundación para llevar a cabo un proceso creativo del cual nacería la imagen final. Finalmente, acudimos una tarde a la Biblioteca Jaume Fuster, en la que Ludàlia desde hace más de una década realiza el Taller de Informática y Multimedia.

La experiencia fue genial. Dos de nuestros diseñadores junto a los educadores de la fundación detallaron el proyecto a diez jóvenes y estos no dudaron en colaborar proactivamente. Tras las explicaciones, repartimos un dinA3 a cada uno con una imagen de la cara de Albert Einstein y les pedimos que a través de él se dibujaran a ellos con colores y lápices. El otro ejercicio se basó en el collage (idea que nos surgió del propio lema de “Sumem”), y en esta ocasión les dimos a cada joven una cartulina con su propio rostro y debían complementar el resto del cuerpo con complementos de ropa que habíamos recortado de revistas o periódicos, además de que se podían pintar como creyeran oportuno. En definitiva, que se sintieran libres para crear su propio retrato y acabaran plasmando cómo ellos se veían.

Realmente, no buscábamos ningún objetivo ni anhelábamos una u otra imagen final. Queríamos dejarnos sorprender, porque ellos eran los protagonistas de su propia vida y de su propia causa. Y nos sorprendimos. Tras tener todas las creaciones y dejarlas reposar, hicimos un trabajo de análisis e inspiración que luego adaptaríamos a un cartel definitivo. Tras este proceso, tuvimos claros tres aspectos:

  • Centraríamos la imagen en el autorretrato, ya que nada mejor para comunicar la importancia de situar a la persona en el centro de sus capacidades.
  • No presentaríamos un cartel, sino tres, ya que así mostraríamos por toda la ciudad un conjunto de creaciones con un mismo hilo conductor que otorgaría mayor fuerza y visibilidad a la causa.
  • El lema final sería “SUMEM” y estaría perfectamente representado mediante el collage.

Ahora ya solo nos faltaba escoger tres creaciones de los jóvenes y plasmarlas en los carteles. Pero sentíamos que nos faltaba un último elemento, y lo acabamos hallando. Teníamos el autorretrato en el centro de la imagen y el lema SUMEM debajo, por tanto, necesitábamos dos sutiles signos de puntuación que dieran sentido a esa fórmula. Y entonces fue cuando añadimos el símbolo de la suma y la línea entre el dibujo y la palabra, otorgando al conjunto de la imagen el resultado final que queríamos transmitir. Ahora sí. El cartel representaba:

  • Personalización(mediante el autorretrato)
  • Suma de capacidades (con el collage) tanto de la propia persona en sí como del resto de la sociedad para con ellos.

Imágenes ganadoras del concurso.  

carteles_sumem

¡Somos campeones! “Sumem”, imagen oficial del Día Internacional de las Personas con Discapacidad. 

Y así fue como lo presentamos, junto a un texto explicativo y a un vídeo del día del proceso creativo, el cual demostraba que la imagen nació de la colaboración entre personas, con y sin discapacidad, que sumando sus capacidades y transmitiendo al mundo su propia esencia fueron capaces de ganar el primer premio y llenar la ciudad de Barcelona, durante casi un mes, de banderas, trípticos y pósters reivindicando un derecho fundamental a través del diseño: que todos, sin distinción, en esta sociedad sumamos. 

¡Gracias, Fundació Ludàlia!

Algunos de los medios de comunicación que dieron cobertura a la noticia.

La Carmeta, el Lluís i la Sofia són els protagonistes de la campanya d’enguany, fent protagonistes totes i cadascuna de les persones que tenen capacitats diverses i remarcant aquells trets que les fan úniques, trets que compartim tots i totes.

Obra de un grupo de profesionales del diseño que han trabajado en colaboración con la Fundació Ludàlia.

La propuesta ganadora es obra de Jordi Santamaria, Alberto Chinchilla, Belén Sanz y Alberto Anda, que desarrollaron su propuesta en contacto con la Fundación Ludàlia, que se dedica a promocionar actividades de ocio como medio de adaptación.

La Fundació Ludàlia, que promou l’oci i la cultura per a persones amb discapacitat intel·lectual, i la consultora Be Shared han estat les guanyadores del 2n concurs de disseny de la imatge del Dia Internacional de les Persones amb Discapacitat.

S'hi van presentar 28 propostes diferents. I un jurat també divers va escollir una proposta que es va gestar en el taller d'informàtica de la Fundació Ludàlia.

aplicaciones_sumem