cuanto vale una estrategia de comunicacion empresa
9 junio 2022 Jordi Santamaría

¿La comunicación es un gasto o una inversión para las empresas?

Toda compañía se plantea alguna vez si debe invertir en comunicación. Una decisión que, en muchas ocasiones, necesita tomarse desde una perspectiva alejada de los números más puros

Efectivamente. Invertir en comunicación es un gasto innegable. Primero, porque requiere de una inversión económica inicial con la incertidumbre (ay, la incertidumbre, qué mal la llevamos los seres humanos) de si habrá un retorno. Y segundo, porque por mucho que haya un retorno, la comunicación, quizá, seguirá siendo un gasto. Esto último, claro, si solo tenemos una visión económica de nuestra organización.

Esta reflexión que ahora mismo me hallo escribiendo, nace a raíz de un debate que suelen plantearse los responsables de las compañías en algún que otro momento. Sobre todo, en estos tiempos que corren, en los que la comunicación digital forma parte, no de nuestro día a día, sino casi de nuestro minuto a minuto. Del de todos.

Prosigo. Pongamos que nos encontramos en una reunión de directivos de una empresa, los cuales tienen que decidir si destinarán una partida económica para cambiar la estrategia comunicativa de la marca. Existen varias posturas. Los que ven clarísimo que hay que poner dinero en algo tan imprescindible, otros más escépticos que dudan y los que no entienden qué beneficio les reportará. O más bien al revés, solo visualizan pérdidas.

precio comunicacion empresa

¿Por qué gastar en comunicación? Relato de una empresa

Parece difícil que de esta reunión pueda salir algo claro. La compañía funciona perfectamente, está muy bien valorada entre los ciudadanos y además cada año mejora sus números. Entonces, ¿para qué gastar en comunicación?, le preguntan unos a otros. “Nos conocen, nos quieren y nos compran”. Reafirman los mismos con contundencia. Y es en este momento en el que las razones deben salir a flote. El momento en el que los que abogan por proyectarse comunicativamente deben explicar bien cuál es el origen de su posicionamiento. Y uno de ellos, se lanza:

“Entiendo perfectamente vuestra postura. Es más, la podría defender con el convencimiento de que nuestra compañía seguiría igual o mejor cada año. Somos una marca histórica que se ha ganado con esfuerzo, cariño y dedicación todo lo que ha creado y sigue creando. Por ejemplo, generamos muchísimo trabajo, tanto directa como indirectamente. Además, nuestros empleados muestran unos estándares de satisfacción bastante altos. Sobre todo, desde que estamos implicándolos en las nuevas acciones sostenibles y sociales que hemos incorporado los últimos tiempos. Realmente, estoy casi convencido de que invertir en comunicación no es necesario.

No creo que nos proporcione muchas más ventas y quizá ni así compensamos el coste de la inversión. Pero digo casi porque hay una razón que sí me motiva muchísimo a comunicar lo que somos. Es, simplemente, por todo que acabo de decir. Tal cual. Nuestra historia, nuestra manera de hacer, nuestra calidad, nuestras acciones positivas hacia las personas y el planeta. ¿De verdad no os parece suficiente razón para que mucha gente sepa que existe una manera de hacer las cosas que suma? Nosotros, que tenemos una seguridad económica altísima, nos podemos permitir sensibilizar sobre nuestros valores y nuestro propósito. Sobre todo, sobre aquello que creamos que puede concienciar a la sociedad para que esta sea más justa. Para mí, este sueldo emocional es un retorno incalculable que, con una visión puramente económica, es imposible de valorar. Os invito a pensar en ello. En la satisfacción de poder decirle al mundo que estamos orgullosos de ser como somos y de hacer lo que hacemos. No por ganar más dinero, sino por el simple hecho de transmitir un mensaje humano al mundo, por mucho que nuestras cuentas lleguen a disminuir”.

comunicacion empresa corporativa coste costo dinero

Y así fue como una compañía de cuyo nombre no puedo acordarme, decidió destinar una partida económica para elaborar una estrategia de comunicación centrada en proyectar su misión, alejándose del objetivo de incrementar sus ventas. Y, paradójicamente, así fue como esta misma empresa, en unos meses, mejoró aún más su reputación social, implicó a personas en acciones solidarias y, además, mejoró sus números.

¿De verdad no vas a invertir en comunicación?

Jordi Santamaría

Director del Área Humanidad
logo_beshared_118x119

¿Te ha gustado?

Share.

Otros temas de interés