cabecera_servicios
9 julio 2019 Pablo H. Breijo

Desde el Employer Branding a la Marca Personal pasando por el Branding y la Comunicación Digital

El mundo digital en el que vivimos corre a una velocidad que demuestra que lo que ayer era novedoso, hoy ya es antiguo. Las empresas se están subiendo poco a poco a la ola de transformación digital que exige la sociedad actual.

Por ejemplo, en relación a las marcas, el público está empezando a mostrar más interés por lo que dice una marca personal que trabaja en una compañía, que por lo que dice esa empresa a través de sus canales. La persona capta toda la atención y genera más confianza que una empresa.

Para directivos y empleados es fundamental definir su marca personal de manera estratégica. Y ello conlleva no solamente la presencia digital sino la aplicación de la identidad visual de la marca personal.

Aquí entra la parte del employer branding, que implica a los empleados de la empresa en una estrategia para proyectar la compañía como un gran lugar para trabajar. Lo más valioso de una empresa son las personas que forman su equipo. Suena a tópico, sí, pero es una realidad.

Previamente a lanzar una estrategia de employer branding es necesario diagnosticar la marca empleadora. Poner sobre el papel esta planificación para atraer y fidelizar talento externo será pieza clave. También lo serán los programas de embajadores de marca y el diseño de acciones off-on específicas del departamento de recursos humanos.

Pero tranquilidad, antes de empezar a caminar, analiza tu ruta para comprender el contexto de tu viaje. Conócete a ti mismo y a la competencia. Para ello, deberás analizar los canales digitales actuales de la empresa o la marca personal; diagnosticar tu identidad digital; y definir tus oportunidades potenciando el branding digital.

Recuerda que la calidad marca el desarrollo de toda estrategia. Solo conseguirás una buena ejecución si previamente aportas valor a tu comunidad con el objetivo de originar lazos profundos. Crea un plan de comunicación digital y dentro de él no olvides desarrollar los diferentes tipos de protocolos de crisis y atención al cliente. No olvides planificar, crear y gestionar de manera dinámica los contenidos adaptados a cada canal digital.

No olvides que sin marca no hay comunicación online y offline. Realiza un trazado desde el manual de marca pasando por el posicionamiento, la personalidad y los territorios de marca. Audita tu estrategia de la identidad de marca. Define cómo se aplicará en cada uno de los canales de comunicación.

En una estrategia de comunicación digital se debe implicar a toda la empresa; tanto directivos como empleados. La formación in-company ayudará a que todos vayan en la misma dirección comunicativa, algo realmente positivo para la compañía.

No esperes más, siempre es buen momento para recibir formación en Comunicación Digital, Branding, Marca Personal y Employer Branding.

Pablo H. Breijo

Pablo H. Breijo

Consultor de comunicación digital
logo_beshared_118x119

¿Te ha gustado?

Share.

Otros temas de interés