igualdad comunicacion
17 marzo 2021 Alba Huerga

La perspectiva de género en la esfera digital: Una oportunidad para la igualdad

En el ecosistema digital podemos reflexionar y proponer soluciones para proteger la igualdad efectiva entre hombres y mujeres

Históricamente, los medios de comunicación han actuado como un importante altavoz de los movimientos y luchas sociales del momento. A través de los mismos, se ha logrado visibilizar ciertas cuestiones, problemáticas o debates que, de otro modo, estarían fuera del alcance de nuestro conocimiento. Aún así, en el plano de la lucha por la igualdad de género y la promoción de los derechos de las mujeres, la comunicación ha sido, muchas veces, un arma de doble filo a la hora de perpetuar ciertos estereotipos y roles de género.

Comunicación y género, un repaso por la historia

En 1963, la escritora y feminista Betty Friedan publicó The Feminine Mystique, una investigación que analizaba la forma en la que el género femenino era representado en los medios tras la Segunda Guerra Mundial, especialmente en Estados Unidos. Al parecer, los periódicos y televisiones mostraban a las mujeres en la esfera doméstica como esposas o madres, limitando su participación social al ámbito privado.

Pese a haber conquistado el derecho al voto y a la educación y haber accedido al empleo, en los medios se promovía un abandono del mismo y una vuelta al papel de “amas de casa”.

El estudio de Friedan demostraba que, la imagen de la familia nuclear perfecta que se había difundido de forma hegemónica en los medios de comunicación convencionales era degradante para las mujeres y les otorgaba una posición desigual y subordinada en la sociedad.

good wife guide guia buena mujer rules reglas happy husband marido feliz

Este libro se convirtió en un éxito de ventas y en una importante obra de referencia para la Segunda Ola Feminista. Durante la década de 1960 hasta finales de los 80, el movimiento por la igualdad de género se “reconcilió” con el mundo de la comunicación. Los medios cubrieron y otorgaron visibilidad a las movilizaciones y demandas del movimiento, haciendo que este cogiera fuerza y se expandiera a nivel global.

Precisamente fue durante ese periodo, en el que un boletín informativo llamado Voice of the women’s liberation movement (Voz de la liberación de la mujer) circuló por todo el mundo dando nombre al nuevo movimiento de liberación de la mujer.

Las posibilidades del ecosistema digital

En el siglo XVI, Thomas Hobbes fue uno de los primeros autores en cuestionar la autoridad patriarcal y la desigualdad entre hombres y mujeres como expresión de una ley de la naturaleza. Hoy sabemos que una de las formas para lograr disipar este pensamiento arcaico es incorporar el tema de la igualdad de género en la conversación política y social.

El ecosistema digital se ha convertido en un nuevo espacio donde continuar esta conversación. La Red ofrece un abanico de posibilidades comunicativas que puede ayudar a ampliar el alcance del movimiento feminista o movimiento por la igualdad de género.

El estudio Nuevos espacios de comunicación, relación y activismo en la era digital: la Red como oportunidad para el feminismo asegura que, con el salto a la digitalización, “los nuevos espacios virtuales (portales corporativos, páginas personales y blogs) proponen ámbitos para la reflexión, la información y el debate de cuestiones esenciales para las mujeres, con abundancia de recursos informativos y herramientas tecnológicas”.

La “Red” se configura, hoy en día, como un nuevo espacio de interconectividad que favorece la apertura de canales de comunicación más participativos. Ejemplos de esta función dinamizadora y movilizadora del ecosistema digital son vistos a diario en las redes.

En este sentido, encontramos iniciativas digitales pioneras como Mujeres en Red, Dones en Xarxa o Federación de Mujeres progresistas, portales que promueven la investigación académica y el activismo a favor de la igualdad de género. Estas páginas se configuran, al mismo tiempo, como puntos de encuentro de referencia entre mujeres con ideas afines.

Con el auge de las Redes Sociales, también se ha producido una proliferación de cuentas y perfiles que activan la conversación digital sobre la violencia de género y la aplicación efectiva de la Ley de igualdad de género en nuestra sociedad. Encontramos referentes como la youtuber Ayme Román, Maria Murnau (@feministailustrada), Lula Gómez (Eres_una_caca) o la famosa tuitera @Barbijaputa.

Todas ellas han encontrado nuevas formas de abordar problemáticas como el machismo, los roles y estereotipos de género, los cánones de belleza o la desigualdad de oportunidades, a través del humor, la denuncia social o el arte.

El uso del hashtag como herramienta de movilización

En el espacio digital, el movimiento por la igualdad de género se ha diversificado, crecido y extendido; generando que el feminismo 2.0. se haga valer de herramientas modernas y participativas.

A través del libro El feminismo en 35 hashtags, Sonia Reverter y Maria Medina-Vicent analizan los hashtags que hoy dan voz a las peticiones y réplicas feministas. Todos ellos han logrado un gran poder de adhesión, actuando como un importante potenciador de mensajes y una herramienta de empoderamiento del colectivo.

La magia de los hashtags es que, con una o dos palabras, es posible movilizar a millones de personas y empezar a hacer que se hablen de ciertos temas que siempre han suscitado controversia o han sido silenciados por la comunicación mainstream.

el feminismo en 35 hashtags

Un ejemplo de ello son los hashtags #metoo o #Cuéntalo, que muestran una realidad generalizada: en la actualidad, mujeres de todo el mundo sufren acoso sexual.

El movimiento #metoo nació después de que las denuncias por agresión sexual contra el productor de cine y ejecutivo Harry Weinstein se hicieran públicas en octubre de 2017. Consecuentemente, diferentes mujeres de todo el mundo respondieron con una avalancha digital de denuncias por agresión y abuso sexual en sus puestos de trabajo. El movimiento tuvo una increíble repercusión mediática, dando pie a movilizaciones masivas a pie de calle y a que los gobiernos empezasen a introducir la lucha contra el acoso sexual en sus agendas políticas.

igualdad comunicar equality communication metoo

La digitalización nos ha permitido tener acceso a una información plural y establecer nuevos espacios de debate. Para evitar caer en las mentiras impulsadas por los intereses de ciertos grupos de poder, es fundamental contrastar este conocimiento. Las fake news, las falacias, los falsos datos y las informaciones engañosas contribuyen a una mayor polarización de la sociedad.

Ahora, contamos con la oportunidad de abordar de manera globalizada y colaborativa las grandes luchas de la historia, otorgándoles la importancia y visibilidad que se merecen.

En el ecosistema digital podemos reflexionar y proponer soluciones para proteger la igualdad efectiva entre hombres y mujeres. Porque tal y como dice la popular consigna digital, al final “Girls Just wanna have fun…damental human rights”.

Alba Huerga

Ejecutiva de cuentas
logo_beshared_118x119

¿Te ha gustado?

Share.

Otros temas de interés